Skip to content

Maloclusión en conejos: prevención y tratamiento

8 marzo, 2012

La maloclusión se refiere, en términos generales, al crecimiento excesivo e irregular de una o varias piezas dentales, lo que ocasionaría desde anorexia (el conejo deja de comer) hasta laceraciones bucales e incluso, perforaciones en la cara.

Los conejos cada vez han ido cobrando más aceptación como mascotas. Son animales tranquilos, inteligentes, limpios, muy simpáticos y pueden vivir tanto como un perro. Pero para alcanzar tal longevidad es necesario que los conejos reciban los

Maloclusión en conejos: crecimiento excesivo de los dientes.

cuidados adecuados y uno de ellos es de sus dientes.

Los incisivos de los conejos

Son seis, dos abajo y cuatro arriba (dos de ellos son delgados y están justo detrás de los frontales visibles) y les crecen toda la vida. Los conejos adoran roer cosas, porque les beneficia física y psicológicamente. No suele haber problemas cuando nuestro conejo tiene una dieta alta en fibra (heno, alfalfa, avena en espiga), porque esta alimentación les proporciona horas felices de mordisqueo y ayuda a limarles los dientes.

También los liman friccionándolos entre sí, algo que suelen hacer cuando están contentos (se observa un suave movimiento de mandíbula y bigotes a la vez que entrecierran los ojos) o cuando roen otros materiales de su entorno (madera, cartón), aunque al friccionar los dientes también manifiestan otras emociones como miedo, dolor o enojo.

Los conejos también tienen molares en la parte posterior de la boca, los cuales son puntiagudos y les ayudan a triturar y desmenuzar el alimento.

Qué es la maloclusión

Se refiere a cuando los dientes no embonan ni están alineados, lo que ocasiona que crezcan desproporcionadamente (ver fotografía) y corten la parte interna de la boca del conejo, sus labios, y en casos extremos, incluso perforen la cabeza.

La maloclusión hace que el conejo no pueda alimentarse y pase hambre, y una vez que se detecta, el problema no se aliviará simplemente dándole madera o avena para que mordisquee, sino que debe llevarse de inmediato con el veterinario.

Causas de la maloclusión

Están los factores genéticos. Los conejos de raza pequeña o cara pequeña son más proclives a padecerla: minis o lop (de orejas caídas). En este caso manifiestan la maloclusión a temprana edad (antes de los 6 meses).

En otros casos puede deberse a golpes, infecciones o tumores, por eso se debe revisar continuamente a nuestro conejo. Si presenta algún daño en boca, mandíbula, glándula odorífera (bajo la barbilla) o dientes (objetos extraños incrustados).

Cuidado de los dientes de los conejos: revisión

Debe hacerse por lo menos una vez al mes o de preferencia cada semana. Sujetar al conejo con cuidado, ya sea recostado en nuestro brazo o colocado sobre una mesa (cuidado de que no caiga), separar sus labios como una gran sonrisa y revisar que estén alineados, que no haya piezas fracturadas, que no haya dientes faltantes, enrojecimiento de encías, sangrado o abscesos. También se debe revisar la glándula odorífera que está justo debajo de la barbilla, la cual no debe estar abultada.

Para revisar los molares, usar un espejo como el de los dentistas o también presionar con cuidado los costados de la mandíbula, revisar que esté alineada, que no manifieste dolor evidente (hará continuamente al lado la cabeza y temblará), sobre todo al tocar un punto determinado, bultos en mejillas o mandíbula (indican lesiones o abscesos).

Cómo detectar la maloclusión en conejos

Los dientes desalineados o muy crecidos son las señales más evidentes, también los abscesos y dolor en la boca o mandíbula, babeo continuo de la boca, magulladuras, calor excesivo o dolor en la mandíbula, dificultad para comer (o preferencia por alimentos suaves o pequeños, incluso anorexia), pérdida de peso, mal olor en su boca, retraimiento, conducta arisca o dolor (rechina los dientes).

Tratamiento de la maloclusión en conejos

El veterinario revisará a nuestro conejo y si hay infección prescribirá antibióticos o desinflamatorios si es el caso. Revisará si la mandíbula está desalineada. Lo sedará para recortar los dientes del conejo (lo recomendable es la herramienta tipo Dremel) y prescribirá antibióticos. La extracción solo se recomienda como última alternativa (por ejemplo, molares), sobre todo en conejos mayores o enfermos.

Puede uno hacerlo con unos alicates pequeñitos (utilizados para cortar cables): colocar al conejo boca arriba recargado del antebrazo, se abraza y con esa mano se separan los labios mientras con la otra mano se recortan los dientes con los alicates. En dado caso pedir ayuda a alguien que lo sujete bien mientras se recortan con extremo cuidado: una vez que están bien colocados los alicates y se ha verificado que el conejo no se mueva ni se corte el labio o lengua, con un movimiento limpio y rápido aplicar presión firme para recortar cada diente.

Hacerlo aproximadamente cada mes. No utilice cortaúñas para perros, fracturaría los dientes y empeoraría el problema.

Si no se siente seguro de esta maniobra (lastimar al conejo), debe hacerlo el veterinario. El bienestar de nuestro conejo depende de uno: unos dientes alineados dan salud y felicidad a nuestro conejo. Para más información consultar el House Rabbit Hadbook y otros artículos sobre salud del conejo.

©Mayra Cabrera, Derechos Reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: