Skip to content

Perros que trabajan: héroes con ropaje canino

1 mayo, 2012

Perros guía, detectores, de rescate o de terapia. Conoce algunos de los oficios caninos en beneficio de las personas y cómo han transformado nuestras vidas.

Hay perros que son exageradamente mimados. Otros, padecen negligencia y maltrato. Otros más son simplemente perros de compañía. Pero hay otros que se destacan por ser perros que ayudan de manera increíble a los humanos y que son capaces de realizar tareas que incluso nadie más podría hacer. Son perros que trabajan pero sin cobrar un centavo, y muchas veces vendrían siendo héroes caninos. He aquí algunas de sus labores.

Perros guía

Fue a partir de la Primera Guerra Mundial que se comenzó en Alemania con la primera escuela para perros guía, y hasta 1939 llegaron a Estados Unidos y de ahí a México, con la restricción de que solo las personas ciegas de buena posición económica y que hablaran inglés podían adquirir un perro guía. Es en 1988 que en México se funda la IAP, la primera escuela para perros guía de Latinoamérica y que actualmente recibe el nombre de Escuela para entrenamiento de Perros guía para Ciegos.

Un perro guía suele ser de la raza golden retriever o labrador retriever, porque son fácilmente entrenables, dóciles y relajados. Son seleccionados desde temprana edad y permanecen con una familia adoptiva hasta el año de edad, que es cuando comienza su entrenamiento formal que durará varios meses y donde aprenderá comandos diversos y a utilizar el arnés característico que consta de una manija de unos 45 cm de largo. Es entrenado bajo situaciones cotidianas diversas que busquen la seguridad tanto de la persona invidente como del perro.

Los requisitos para adquirir un perro guía en México son:

  • Llenar formatos sobre su situación socioeconómica y un examen médico completo.
  • Conocimiento del uso del bastón blanco.
  • Convivencia por un mes con el perro guía.
  • Cubrir cuotas de recuperación (unos 1.000 dólares).

Perros detectores de narcóticos

Se seleccionan a perros de caza o presa que tengan un sentido del olfato muy desarrollado. Algunas de las razas utilizadas son el pastor alemán, el pastor belga malinois, el golden retriever y el labrador retriever. Contrario al falso mito de que se les crea una adicción a los perros entrenados, en realidad se apela a su poderoso olfato y a su instinto juguetón para que busquen un juguete impregnado con una determinada sustancia y que posteriormente realizarán una búsqueda real de sustancias prohibidas en coches, equipaje, personas o incluso bodegas y casas.

El perro debe ser un animal confiado y seguro que no tema estar en ambientes nuevos o a desplazarse por superficies difíciles (lugares resbaladizos, estrechos, entre otros), no debe dudar y no debe distraerse aun en situaciones donde haya mucha gente o ruido continuo.

Perros detectores de cáncer

¿Un perro que olfatea enfermedades? Claro que sí. Dado que el olfato canino puede percibir unas 100 millones de veces más los ácidos grasos (relacionados con el olor corporal) en comparación a una persona, puede entenderse que un perro sea capaz de olfatear los tejidos cancerosos. En la serie de televisión de NatGeo llamada Perros extraordinarios se menciona cómo un perro (llamado también biodetector) puede ser entrenado para detectar a los pacientes que sufren esta enfermedad mediante su orina, aunque en otras pruebas también han sido capaces de detectarlo en la piel del paciente o incluso, en órganos internos.

Perros de búsqueda y rescate

Nuevamente, el sensible olfato canino, el cual es superior al del humano unas 50 veces y puede detectar rastros en una distancia de 500 m, percibir olores indetectables para los humanos y por supuesto, detectar olores corporales, aun “disfrazados” con otra sustancia (solventes, perfumes). Y gracias a los tres nervios mayores del olfato del perro (olfatorio, trigémino y vomeronasal) es que la nariz y el gusto del perro se convierten en auténticos laboratorios que continuamente desmenuzan sustancias y que gracias a un entrenamiento especial, pueden hacerse selectivos para el rastreo y búsqueda de personas.

Aunque razas como el san bernardo, rottweiler y pastor alemán han sido utilizadas para este fin, no es un agente determinante, ya que ha habido perros mestizos que han resultado ser increíbles rastreadores y lo han demostrado rescatando a sus dueños en terremotos y otros desastres.

Dentro de las características de los perros de búsqueda están las de ser animales sumamente inteligentes que saben cómo superar obstáculos inesperados y que entienden la relación “causa y efecto”. Pero no solo se valen del olfato, sino también de su oído (el humano detecta hasta 20.000 Hz y el perro, 100.000 Hz) y su vista, muy superiores a la humana que en conjunto, los hacen detectives caninos únicos.

Perros de terapia

Casi cualquier perro puede ser un perro de terapia, que acude a brindar alegría, compañía y un buen rato a personas en asilos, escuelas especiales y hospitales, pero debe tener las siguientes virtudes:

  • Ser sociable y amigable. Debe dejarse tocar y acariciar sin incomodarse. La apariencia cuenta: no son muy aceptados los perros de aspecto “feroz” o lupino.
  • Talla mediana. Si bien puede haber perros de terapia grandes o pequeños, el tamaño mediano es más aceptado.
  • Ser equilibrado. No debe ser un animal nervioso, tímido o que no le guste ser tocado. Debe mostrar tranquilidad ante un lugar lleno de gente y no mostrar temor a aparatos médicos, sillas de ruedas o movimientos bruscos de las personas (por ejemplo, la falta de control de movimiento en los niños con parálisis cerebral).
  • Gozar de buena salud. Así se evita el contagio de enfermedades. Siempre debe estar limpio y cepillado.
  • Entrenamiento especial. No deben saltar ni lamer a la gente (incluso mover la cola sin control), a menos que se le indique, dada la vulnerabilidad de las personas a las que visita (hospitales, asilos).

Estas son apenas unas cuantas tareas las que realizan los perros que trabajan, ya que hay muchas más donde detectan explosivos, trufas, población de especies en peligro de extinción, termitas y hasta billetes ocultos. Es importante, por supuesto, que un perro así se sienta cómodo con su labor y para ello necesita crear un binomio perfecto con su humano, quien debe prodigarle de excelentes cuidados así como de mucho afecto. Después de todo, dado que se entrega por entero, lo tiene más que merecido.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. jav7er permalink
    7 mayo, 2012 17:54

    Buen articulo, Detector de Narcoticos

  2. 1 mayo, 2012 13:51

    Excelente artículo. Enhorabuena Mayra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: