Skip to content

13 preguntas a Mario Cruz (entrevista, 2a parte)

14 octubre, 2014

Mario Cruz es un escritor mexicano de literatura de terror y fantasía oscura. Hace algunas semanas me concedió la siguiente entrevista (la primera parte de la entrevista con Mario Cruz está en este blog, enlace resaltado), donde me platicó más sobre su oficio como escritor y sobre su labor como veterinario y animalista comprometido. Esta es la conclusión de las 13 preguntas que amablemente respondió.

9. Cuando existe la vocación de escribir, existe desde siempre pero, ¿cuándo surge la decisión de convertirte en veterinario? Es más, ¿qué dirías a alguien que quiere seguir el camino de la escritura pero tiene una formación completamente diferente?

Como ya también dije, en mi caso se manifestó primero el veterinario y luego el escritor, aunque ciertamente los dos ya venían en el mismo paquete. Para quien tiene una formación totalmente “diferente” como yo y que tiene la inquietud de escribir, podría decirle y recomendarle muchas cosas, y la primera sería: el talento de escritor no se adquiere en una carrera universitaria. Se tiene o no se tiene. Es básico, pero no lo es todo. Mucho tienen que ver la constancia y la disciplina. De nada te sirve tener talento si no tienes la disciplina para desarrollarlo. Tampoco sEl lado oscuro del tiempoirve tener pura información teórica si no puedes ponerla en práctica. Hay doctores en filosofía y letras que saben todo sobre la teoría del cuento y no son capaces de escribir uno. A lo largo de la Historia han existido grandes escritores que ni siquiera tenían carreras universitarias, sino que fueron autodidactas, y sobre todo, que pusieron un gran empeño y dieron el alma en cada página.

Eso es lo principal, el amor por escribir. El conocimiento se va adquiriendo sobre la marcha, y más vale que sea una marcha constante y disciplinada. Pero así como es importante aconsejar a quien tiene el interés de escribir y que proviene de carreras distintas, igualmente importante es aconsejar a quienes estudian filosofía y letras. A ellos les digo: “chavos, no dejen que la excesiva teoría les mate la espontaneidad al escribir”. Lo digo porque he visto que sucede con algunos. En ocasiones los maestros, o el ambiente intelectualoide de mierda que los rodea, limita y reprime directa o indirectamente la creatividad. Por ejemplo, hay un autor, Todorov, que en su libro Introducción a la Literatura Fantástica dice, palabras más, palabras menos, que con el advenimiento del psicoanálisis casi se terminó la literatura fantástica. ¡No, ma…no! ¡Al contrario! El terror psicológico vino a ser una corriente más dentro del género.

Todorov está muerto y enterrado, creo, o espero, y la literatura fantástica y de terror sigue viva y gozando de buena salud por si alguien preguntó, gracias. También por ahí decía un teórico en un libro que no es posible escribir poesía fantástica y mucho menos de terror. ¿Y qué es El Cuervo de Poe? ¿Un saxofón? Cuando leí a ese teórico, Memorias del Abismo, mi tercer libro que es de PUROS POEMAS DE TERROR, ya iba en la tercera edición. Como no sabía que no se podía escribir poesía de terror, la escribí. ¡Ups!

Así que, chavos, no le hagan mucho caso a los teóricos… les aseguro que ellos ni siquiera pueden con sus propias vidas.

 “Escribir ocupa un 30 % de mi vida. El otro 70 %, el de los animales,  (…) también satisfacciones, de otro tipo , pero igualmente gratas, porque tienen que ver con la ayuda que puedas proporcionar a un animal”. Mario Cruz

10. Para ser un escritor con una obra tan completa que incluye novelas, cuentos y poesía, debe absorberte mucho esta profesión como para dedicarte a la otra, la veterinaria. De hecho, ¿ejerces aún como veterinario y das consultas al público? De ser así, ¿hay forma de contactarte para solicitar una consulta?

Es curioso que muchos creen eso, que escribir me absorbe tanto que no tengo tiempo de dedicarme a los animales. Pero es exactamente lo contrario. Para mí, los animales están antes que escribir, y la mayor parte de mi tiempo, energías y recursos no los dedico a escribir, sino a los animales. Haciendo un somero cálculo, yo diría que los animales ocupan el 70 % de mi tiempo y la literatura el 30 %. Lo que sucede es que un escritor suele ser más glamoroso que un veterinario y animalista, y más un escritor de terror.

Como digo de broma, un escritor de terror es como una rubia natural: siempre llama la atención. Lo que procuro es aprovechar al máximo ese 30 % de mi tiempo para escribir y corregir, corregir y corregir. Escribir implica un gran esfuerzo, y más en mi caso, que soy un escritor independiente que se edita y distribuye a sí mismo. Pero todo vale la pena cuando alguien se me acerca para pedirme que le firme un libro, que me tome una foto con él o ella, o simplemente para saludarme.

Qué grato es cada año ver la Carpa Geodésica llena cuando presento Infernalia, y cómo la gente sale contenta y satisfecha. Cómo agradezco que los fans estén siempre al pendiente de lo que hago, y agradezco cada vez que preguntan cuándo voy a publicar otro libro, o cuándo es la próxima Infernalia. Llevo más de 30 años en esto, y de nuevo digo, todo el esfuerzo ha valido la pena. Escribiendo he obtenido grandes satisfacciones, y no económicas, sino de las que realmente importan en la vida.

Además de lo anterior, ha habido momentos muy especiales que recuerdo con cariño, como una vez que viajaba en el metro, atestado como suele estar el metro, y en medio de los apretujones y el bochorno en el vagón, un chavo iba leyendo un libro mío, Emperador de la Noche Infinita. La lectura lo mantenía absorto del caos a su alrededor. Me sentí muy orgulloso y satisfecho de que un libro mío pudiera proporcionar a un joven un poco de sueños o pesadillas en medio de la rutina diaria. En otras ocasiones, jóvenes que han estado hospitalizados, me han dicho que mis libros fueron su compañía en esos días difíciles y que de alguna forma les dieron fuerzas para salir adelante. Y como esa anécdota hay muchas más, que atesoro en mi corazón.

El mundo llama “triunfo” a adquirir gran fama, mucho dinero, mujeres hermosas, autos, etcétera. Pero entonces ¿por qué muchos de los que consiguen ese modelo social de “triunfo” terminan suicidándose? El éxito no es cuánto dinero ingresas en una cuenta bancaria, sino cuántas satisfacciones como las que he narrado puedes tener. A fin de cuentas, es lo que te vas a llevar cuando te mueras, lo auténtico, las satisfacciones personales y tu realización interior. Podrás no tener un peso en el bolsillo, pero serás más rico que ese pobre infeliz que lo único que tiene… es dinero.

Así que escribir ocupa un 30 % de mi vida. El otro 70 %, el de los animales, vaya si tiene también satisfacciones, de otro tipo desde luego, pero igualmente gratas, porque tienen que ver con la ayuda que puedas proporcionar a un animal. Aunque sea a uno, haces la diferencia para ese uno. Y claro que hay que procurar que sean muchos más, en la medida de las posibilidades de cada quien. Rescatar a un animalito, salvarle la vida o hacerlo feliz, vale mucho más que todos los premios y condecoraciones que el mundo pueda proporcionar. Claro que eso no es glamoroso, y además no importa que lo sea. De hecho, ahora que estuve estudiando la Biblia para escribir la Abominación Desoladora me encontré con unas sabias palabras de Jesús: “Cuando hagas caridad, no hagas tocar trompeta delante de ti, como lo hacen los hipócritas en las Memorias de Infernaliasinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto te digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando hagas caridad, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu mano derecha”. Me parece que hay algunos animalistas que deberían hacer caso a esas palabras, porque hay algunos que parece que no hacen nada si no los acompañan los periodistas.

Ayudar a los animales no es cosa de glamour ni para que le aplaudan a uno, debe hacerse para eso, para ayudar a los animales. Y por eso no voy a decir exactamente lo que hago por mis “protegidos” animales, y uno que otro humano, a quienes les dedico la mayor parte de mi tiempo. Dejémoslo como parte de mi vida secreta. Quienes me ven aparecer en el escenario de Infernalia, o en otros escenarios, difícilmente me podrían imaginar barriendo, limpiando, yendo de aquí para allá, subiendo y bajando por mis protegidos. Y al igual que escribir, todo el esfuerzo vale la pena, y más si hay animales que han logrado sobrevivir gracias a uno. Así ha sido siempre en mi vida, y así seguirá siendo.

Y por supuesto que sí ejerzo como veterinario, y las vías de contacto son las mismas, mi página y mi correo. Mi página: http://www.lassombrasdemariocruz.com.mx y mi correo mariocruz62003@yahoo.com.mx

11. Para quien no lo sepa, tu labor a favor de los animales también incluyó el trabajar en campañas de esterilización como lo hiciste en los 90. ¿Has seguido realizando este tipo de actividades animalistas?

He seguido en otro tipo de actividades, como ya mencioné. Llevar a cabo una campaña de esterilización requiere de muchos recursos, así que si algún fan se saca un día la lotería y quiere hacer algo así, cuente conmigo. Tengo buena experiencia en cirugías de esterilización.

12. ¿Cuál es el caso más difícil que te ha tocado como veterinario?

Difícil clínicamente, han sido varios, y humanitariamente, también. Cirugía de tumores por lo general son los casos más difíciles. En cuanto a casos humanitarios, he tenido el placer de pelearme con varios directores de antirrábicos para rescatar perros que “levantan” arbitrariamente al estilo de la mafia, a veces incluso con todo y placa. Cada mascota que he tenido tiene toda una historia de rescate, como ahora mi conejo, al que rescaté de una feria. Realmente no podría elegir un caso determinado como el más difícil, el No. 1 en ambos rubros, porque han sido muchos y la batalla es de cada día.

13. Finalmente, ¿cómo consideras que se podría sensibilizar a las personas acerca de temas como la adopción, esterilización, responsabilidad y cuidado de los animales de compañía?

Realmente sí es difícil sensibilizar a las personas acerca de esto, porque lo primero que se necesitaría es EDUCACIÓN. Pero difícilmente se va a convencer a un: palurdoignoranteestúpídoimbécilfanáticoreligiosoprejuiciosoatolondradoenajenado de que, por ejemplo, lo mejor es que esterilice a su perra o gata. Hay gente que dice: “pero si la esterilizo, no se va a realizar como mujer “(!?) O “yo no puedo jugar a ser Dios”; “que tenga los hijos que Dios quiera”; “No la quiero vaciar”, etcétera.

Por eso estamos como estamos. Y por eso México tiene fama de ser un país de salvajes. Uno tiene que armarse de paciencia y ser lo más didáctico posible. Cierto, se ha avanzado en algunas áreas, pero queda mucho por hacer. Así que hay que armarse de paciencia para explicarle a esa gente las cosas con manzanitas. Ahora hay campañas de esterilización gratuitas y ni así llevan a sus animales. Y ni se diga de las vacunas y atención médica en general. Mientras la gente piense que los animales son objetos y no seres vivientes que sienten y sufren igual que los humanos, como dije, la batalla seguirá siendo de cada día y no queda mas que seguir librando esa batalla. Yo lo llevo haciendo más o menos desde 1978 o 79.

¿Cuántos años son ya? Así que, mis queridos animalistas que comienzan en esto, no se desesperen. Como decía Kalimán: “serenidad y paciencia” (risas). Fue un placer contestar a tus preguntas, Mayra, te felicito por tu blog y le mando un cordial y oscuro saludo a quienes lo visitan. ¡Larga vida a la Fantasía!

* * *

Para conseguir libros de Mario Cruz, está su página oficial www.lassombrasdemariocruz.com, donde vienen los puntos de venta en el DF, así como también el correo mariocruz62003@yahoo.com.mx para entregas al resto del país o incluso a otros países. En el post anterior comenté también dónde adquirir boletos para ir a Infernalia, así como los horarios y página de su programa radiofónico.También se le puede encontrar en Facebook en Infernalia Mario Cruz, donde sube noticias, comentarios, cuestiones animalistas, y mucho más.

 © Mayra Cabrera. Derechos Reservados

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: